lunes, octubre 06, 2014

Una Impala 2 vitaminada: El RAL digital programable.

Igual no es lo mejor en términos de técnica literaria empezar un relato por su punto culminante. Pero cuando se agarra un teclado tan contento como estoy yo hoy, se puede hacer cualquier cosa. Así que empiezo por el mejor resumen visual posible del sábado de trabajo con los Vitale sobre mi modesta Impala 2 que nos sirvió de conejillo de indias:


¿Te vale con leer que en 6.000 revoluciones hay dos CV de diferencia entre el encendido con el avance calado a 3mm y la curva que hicimos a medida? Recuerda que estamos hablando de una moto que rinde poquito más de 10 caballos con su carburador de 22 milímetros, su admisión tapada y su motor sin tocar para nada.

Y no sólo es eso, porque se puede hacer otra lectura parecida comparando dos imágenes adicionales:


La primera muestra los 100 kilómetros por hora clavados que entregaba la moto en banco con su encendido de serie al empezar a trabajar sobre una curva especial para ella. La segunda los ¡120 kilómetros por hora! que hacía al final de la jornada.

Sin cambiar nada más que el avance del encendido, y como puedes ver en el gráfico de arriba, se estiraba unas pocas de rpm más que marcaron ésa diferencia. La verdad es que no me lo hubiera creído si no lo veo allí mismo.

Y sí, ya sé que no los veré jamás en la carretera, y menos con mi peso. Pero los 120 del final son perfectamente comparables con los 100 del principio puesto que las condiciones eran exactamente las mismas. Mismo banco, mismo día, misma temperatura, mismo carburador, misma bujía, mismos cuatro chiflados metiendo mano a una pobre Impala 2 en busca del caballo perdido en una mañana de sábado que ahora os cuento.

Porque todo esto parte de que nos habíamos comprometido con Andrés y Víctor a dejarles la primera unidad operativa de nuestro kit de programación de encendidos digitales para que puedan mejorar el rendimiento de sus motos de carreras. Y como eso incluía nuestra necesidad de comprobar sobre el terreno el funcionamiento del cacharro en un banco de potencia, les propusimos tener una jornada de I+D completa, y les pedimos ayuda para desarrollar en su banco una curva específica para mi Impala 2, que pudiera servirnos de punto de partida para el resto de Impalas.

Tened en cuenta que sobre potencia e inventos maravillosos que la mejoran hay más bulos que sobre la vida sexual de Julio Iglesias. Y que el único modo real de comprobar una mejora es poniendo la moto en un banco y midiendo un antes y un después. Ya decía aquel sabio que lo que no puede ser medido no puede ser mejorado.

Así que mi amigo Ramón se montó en su AVE a las 7 de la mañana y a las 9:50 estaba yo en Atocha con la moto en el remolque para irnos a trabajar. Al menos, eso es lo que le decimos a nuestras respectivas mujeres y, de momento, cuela.

Llegamos a casa Vitale y moto al banco para empezar a trabajar: se trataba de tomar una medida del funcionamiento "de serie" en la Impalita, cosa que hicimos sin montar nada de electrónica adicional aún. Y en resultado fueron los 100 km/h que os mostraba antes, y esta curva de potencia:


Era lo esperado. Poco más de 10 caballos a rueda en una moto a la que se suponían unos 10 a salida de cambio. Supongo que en parte el escape Sport Rally que lleva como única modificación, es el responsable del incremento.

Y ahí enchufamos el módulo RAL digital al que programamos dos curvas: una "recta" de 3 mm antes de pms, exactamente igual a la de serie, y otra con la que fuimos tocando valores de avance en busca del mejor comportamiento posible. En las dos fotos de abajo tenéis una de las arrancadas previas a medir, y a los tres sabios mirando la pantalla del portátil y proponiendo ajustes para optimizar el rendimiento ...






... que luego Ramón traducía en puntos de modificación del avance que pintaban y repintaban la curva para adaptarnos a las características del motor. Es lástima no haber hecho capturas de pantalla de la aplicación, porque se usa de un modo enormemente simple y permite hacer muchas cosas: poner un punto de corte, modificar la forma de la curva pinchando sobre ella y arrastrando el ratón, etc.


Como estaba claro que sin modificar alimentación, escape o compresión, las características del motor nos iban a limitar mucho el aumento de potencia máxima, nos centramos en buscar un par lo más lleno posible, trabajando sobre todo por abajo, con un resultado magnífico:


Si os fijáis en todo lo que sucede "a la izquierda", es espectacular. La moto rinde mucho antes la potencia y deja una curva de par mucho más plana que con el encendido calado a 3 mm de pms. Está claro que esos 3 mm son un compromiso, pero no el óptimo en casi ningún momento.

La curva que podéis ver arriba es producto de avances cortísimos en arranque y ralentí, y se dispara hasta 5 mm antes de pms en la parte más alta del recorrido ... que es lo que hace que entregue más potencia más arriba y se estire más.

Ahora falta hacer la prueba del nueve, que es pasar una temporada usando la moto y empleando la facilidad de cambio de curva en caliente que hemos incorporado en esta versión, y que se maneja desde el manilla, como podéis ver abajo:


Porque aunque parezca un disparate, mi moto lleva ahora a la derecha un conmutador adicional con dos botones para el "cambio de mapa" que me permiten dejarla como vino de fábrica o emplear la curva optimizada ... y que cuando lo pongamos a la venta suponemos que usarán para llevar curvas más agresivas o más planas para poder tener dos motores distintos con un solo toque de un dedo.

¿Cómo terminará todo esto? Pues sepa Dios. De momento, con los dos mejores mecánicos de Ossa en España metiendo mano a una pobre Impala 2 sin cortarse un pelo.


Seguiremos informando.

6 comentarios:

  1. Falta le hará a la mía, aunque no sé si anda poco por el encendido o por el zambombo que la conduce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay uno esperándote en casa, ya sabes.

      Eliminar
  2. Si me permites la ocurrencia, creo que nos encantaría que sorteases un encendido mágico de estos de los que tanto nos hablas entre los miembros de página en función de la antigüedad, comentarios o visitas. Creo que, por lo menos, le daría una nueva vidilla a tu blog ;DD
    Una idea que se me ha pasado por la cabeza, solo quería compartirla jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :-)

      Igual sí que podía hacer un descuento para los dados de alta.

      Eliminar
  3. Voy a ir ahorrando para comprarle a Mondéjar un velocímetro que marque hasta 160...me parece que cuando le monte vuestro módulo le va a hacer falta a la "Tomates" ;-)
    Tengo una duda...el montaje és únicamente adaptar ese módulo en modo puente entre encendido y bobina modificando el avance?...o hay que tocar algo más en el volante?
    Apetece probarlo !!!
    Un abrazo.
    Jaume

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como en todos los RM Lightning, hay que dejar el avance puesto en el valor máximo al que quieras llegar, lo que implica mover la puesta a punto del volante. A partir de ahí, él se encarga de regular el salto de chispa.
      La verdad es que va muy bien. Si se lo pones a la Tomates, habrá que seguirte con la GS. :-)

      Eliminar

Como diría Juan Ramón Jiménez, mi troll es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos.

Probablemente no tiene huesos y por eso insulta bajo seudónimo. Pero además de cobarde es tan coñazo que he decidido que sólo me moleste a mi. De tal modo que a partir de ahora me quedo con la exclusiva de leer sus bobadas. Disculpadme el resto que os haga pasar por la "moderación" de vuestros comentarios.