viernes, julio 20, 2012

Un paso adelante (¡Ahora es un CDI!)

Hace más de un mes que no escribo nada en el blog. Y no por falta de materia, palabra. En este tiempo -entre otras cosas- hemos tenido el 50 aniversario de la Impala (cuya crónica tengo a medio terminar desde que volví de Barcelona), algunos avances con mis motos, y algunas cosas más.

Demasiadas cosas para compatibilizar con una vida profesional enloquecida y líos varios de todo tipo. Así que, aunque no puedo asegurar que vaya a recuperar la regularidad que desearía tener, me pongo hoy frente al teclado para daros una noticia de las que merecen la pena. Que podría resumirse en: ¡¡Tenemos un prototipo nuevo con tecnología CDI!!

Abajo podéis ver el vídeo colgado por Ramón en Youtube con las primeras pruebas de laboratorio, y que ya comenté hace unos días en el foro de "La Maneta".


La razón para todo ello es clara: a medida que fuimos profundizando en el entendimiento de los encendidos Motoplat de Impala nos encontramos con problemas que no preveíamos al inicio. Cosas como que los bobinados difieren entre los encendidos Sport y los Turismo, por ejemplo, y que nos dieron bastantes quebraderos de cabeza.

Adicionalmente, tenemos la ambición de poner en la calle un producto que tenga una bajísima tasa de errores, lo que tiene también muchas implicaciones. Como por ejemplo, que debíamos buscar un modo de evitar que los volantes con poco magnetismo fallaran.

Así que nuestro ingeniero jefe se encerró de nuevo en el laboratorio para ver si era capaz de transformar el proyecto original en un electrónico CDI. Se trataba de mantener la capacidad de avance y la fiabilidad del electrónico, pero además tener la seguridad de que aprovechábamos el 100% de la (escasa) potencia eléctrica que nos da la bobina de 6 voltios de la Impala.

Y como Ramón es un auténtico domador de electrones, lo ha conseguido. Tenemos un electrónico por descarga capacitativa, avance variable y que funciona en cualesquiera volantes de Impala, incluso con bajos niveles de magnetismo. Magia potagia.

Como atractivo añadido, los componentes necesarios para la fabricación son ahora de menor tamaño, lo cual hará más fácil elaborar una versión que se pueda instalar en casi cualquier lugar, incluso en trialeras. Una auténtica maravilla.

La única contrapartida es que necesitaremos algo más de tiempo de pruebas para llegar a la fase de producción, puesto que las placas base son distintas y no podemos aprovecharlas. Esperamos que se pueda avanzar durante Agosto aprovechando las vacaciones.

Y os seguiremos contando. Sea como sea, ¡gracias por estar ahí y por la paciencia que nos echáis!