domingo, marzo 17, 2013

Aprendiendo, que es gerundio

Ayer fue un día inolvidable.

Hacía tiempo que Ramón y yo habíamos quedado con Pim Terricabras y Miquel Cirera en probar con ellos la versión trial del encendido RM Lightning, pero entre unas cosas y otras no fue sencillo encontrar un fin de semana que nos cuadrase a los cuatro. Finalmente todo encajó para el sábado 16 de Marzo, con la suerte adicional de que ellos corrían al día siguiente una prueba del campeonato catalán de clásicas.

El caso es que tocó madrugar para coger un avión a las 8 de la mañana y estar en El Prat a las 9:30 en que me recogió Ramón para irnos juntos al pueblo de la montaña donde Miquel tiene su cuartel general. Un sitio maravilloso en que se puede trabajar en paz, con unas zonas increíbles a la espalda de la casa, y con todo lo necesario para compartir una mañana de pruebas que nos dieran información concluyente del rendimiento del invento.

Ya estábamos contentos con lo que nos comentó Javier Cruz tras su carrera del fin de semana anterior, pero contar con Miquel era un lujo completo. Pocas personas hay con un conocimiento como el suyo, y menos aún con su experiencia y sensibilidad como piloto de pruebas. He tenido la suerte de ver trabajar a Miquel antes y me consta su extremada profesionalidad y el rigor que pone en todo lo que hace. Pensar que todo eso iba a estar a nuestra disposición era soñar con peces de colores.

El caso es que allí nos plantamos Ramón y yo, para encontrarnos que tanto Pim como Miquel habían hecho los deberes y tenían las motos en su correspondiente banco, con los volantes fuera y listas para ponerles sus encendidos. Y no sé con qué criterio nos pusimos a trabajar en parejas: Ramón se dedicó a la Cota 330 de Pim (que tenía algún problema previo arrastrado desde Santigosa) y yo me puse con Miquel y su 247.


La verdad es que el taller estaba perfectamente equipado, lo que siempre contribuye a hacerlo todo más sencillo. Y en no demasiado tiempo teníamos puesto el encendido en la moto de Miquel. Ahí llegó la pregunta más temida, que era ... "¿y qué ajustes hacemos en la carburación?" Para responder a eso no tenía mucha más referencia que mis pruebas rápidas con la 247 de mi hijo ... que dista mucho de estar tan bien mecánicamente como la moto de Miquel. Menos mal que Javier Cruz me había dado alguna indicación complementaria. De modo que le propuse a Miquel cambiar el chiclé 40 de baja por un 35 y el 150 de alta que montaba (un 160 en la serie) por un 120. Y arrancamos la moto.

Calamos el encendido a 3,5 mm del PMS (¡los ajustes de una Impala Sport en una trialera!) y tras arrancarla Miquel sin ninguna dificultad me tocó darle las dos primeras vueltas para calentarla mientras él se ponía la ropa de trial. Mientras tanto, Ramón y Pim habían localizado la avería de la 330 y la tenían en marcha. Así que nos fuimos al campo a comenzar con las pruebas dinámicas. Las siguientes fotos y el vídeo dan fe de cómo de en serio se emplearon ambos pilotos con las dos motos:




video

No nos llevamos ni siquiera un destornillador para ajustar la carburación, que resultó ir perfecta con los ajustes que le propuse. Hicimos una primera tanda de pruebas y Miquel nos comenta que le impresiona la suavidad y la consistencia en bajas de la moto, pero que no le importaría cambiar el ajuste por uno un poco más agresivo. Así que vuelta al taller. Volante fuera y plato girado un poco más a la izquierda. No puedo decir exactamente cuánto porque esta vez no pusimos el comparador, pero calculo que el ajuste quedó en no menos de 4,5 mm antes de PMS. Que es de locos para una moto con avance fijo, pero no para un electrónico con avance variable como el nuestro.

Con ese ajuste nos volvimos a la acción. Y a Miquel le gustó tanto que lo dejó tal cual para la carrera del día siguiente. Pero ésa será otra historia, y con comentario personal de los pilotos.



El caso es que tanto Miquel, como Pim, como el propio Pep Sala -que también estuvo probando las motos- quedaron encantados con el resultado. Casi tanto como Ramón y yo, porque un espaldarazo así es una satisfacción enorme.


En la foto, de izquierda a derecha Ramón, Pep, Miquel, un servidor de ustedes y Pim, dejando constancia de un día muy especial en la corta historia de RM Lightning. Ojalá volvamos a coincidir pronto.

Seguiremos aprendiendo.




lunes, marzo 11, 2013

¡Estreno con victoria!


Decíamos el sábado que el domingo iba a ser un día especial en RM Lightning, porque era nuestro estreno en competición, de la mano de Javier Cruz. Pero lo que no podíamos esperar era un debut con una victoria tan bonita como ésta. Creo que basta mirar la foto para hacerse una idea de a qué me refiero: un trial clásico de verdad, con agua para aburrir, con unas condiciones de dureza que retiraron a un número inusual de participantes y en el que nuestro piloto ganó en la categoría pre-72, haciendo además ¡¡10 puntos menos que el segundo clasificado!!

En términos absolutos, sólo un piloto de "Clásicos" tuvo menor puntuación que él. Pero se trata de un chico de 21 años con una Honda de 1985. Y le sacó cuatro puntos tan sólo. No está mal para un piloto de 52 con una moto de 1971, ¿verdad?


Según las crónicas de Todotrial (vale la pena darse una vuelta por el foro para ver las fotos) la prueba ha sido particularmente dura debido a la climatología que dejó el terreno muy embarrado y complicado para los participantes. Ideal, por otra parte, para verificar el comportamiento en baja de nuestro producto, porque la adherencia y la capacidad de tracción en tales condiciones, son media vida.


Y el caso es que el encendido funcionó a la perfección, demostró ser suficientemente estanco para la práctica del trial (la preciosa foto de Sofía Cruz da buena prueba de ello), y puso su granito de arena en la victoria. A la que también contribuyeron los amigos de HFS, cuyo nuevo sistema "HFS Trial Expert" iba montado en la moto ganadora.

sábado, marzo 09, 2013

Carburando una Cota 247 con un Amal Concentric

Tras una semana en remojo en Madrid, esta mañana de Sábado ha amanecido medio despejada. Y como mañana tocaba corregir ejercicios y preparar la clase del lunes, era el momento ideal para irse a la Estepa a recoger un poco el taller (que estaba hecho unos zorros después de varios días de correr como pollos sin cabeza por allí dentro) y ver si le daba un repasillo a la carburación de la Cota 247 de mi hijo, que no terminaba de convencerme después del cambio de encendido.

Afortunadamente, me ha acompañado mi hija mayor, con lo que el aburridísimo viaje a la Mancha a 120 por hora se ha hecho bastante más llevadero. De hecho, ha conducido ella, a la que le parece una maravilla meterse en el cuerpo 300 kilómetros con el coche de su padre. ¡Hay que ver cómo cambian las perspectivas con los años! 


Para los que no estéis muy al día con las Cota 247, comentar que esa moto viene con un chiclé de baja de 40, una aguja U, emulsor 106, campana de corte 2,5 y chiclé de alta 160.

El primer día que la saqué al campo tras poner el encendido electrónico daba sensación de ir algo larga de gasolina. Pero fueron sólo unos minutos y tampoco me atreví a tomar decisiones drásticas sin más indicio que aquella toma de contacto.

El segundo día, hace justo una semana, salimos con José María y la 349, y antes de irnos al campo cambié el chiclé de alta por un 140 y el de baja por un 30, además de limpiar el filtro de aire y volver a aceitarlo. El resultado no fue bueno, la verdad. La moto estiraba bien, pero seguía gorda y torpona en bajas, con tendencia a seguir andando al cortar el gas. Y así se guardó hasta esta mañana.

Durante la semana, Javier Cruz recibió por fin la 247 que le estaba repasando Rafa Vázquez, con el encendido RM Lightning puesto. Y para mi sorpresa, me comentó que había puesto un chiclé de alta de 105, cosa que me dejó un poco pasmado, la verdad. Tanto fue así, que llamé a Rafa, y me dijo que creía recordar que así era, pero que no lo tomara como referencia exacta porque la moto de Javier tiene los transfers pulidos, el cilindro bien enfrentado y el escape algo modificado, con lo que no era seguro que me pudiera valer como orientación.

De todos modos, yo seguía con la mosca tras la oreja, porque entre el 160 de serie y el 105 de Javier hay un recorrido enorme. De tal modo que llamé a Esteve para pedirle opinión. Él no es un experto en Cotas 247, pero me comentó que si llevaba el tornillo del aire más abierto de una vuelta, algo no estaba bien. Y que creía recordar que la moto mejoraba con un 35 de baja, pero que no lo recordaba con precisión.

Es decir, que me fui para la Estepa dando vueltas a la mollera, y sin que me cuadraran los comentarios que había recibido, y menos el comportamiento de la moto, que con 20 puntos menos de chiclé de alta no iba mejor que con su ajuste de fábrica.

Y al llegar a destino, llevaba tal comedura de coco que decidí pedirle al bueno de Jesús Zamora su calibrador de chiclés, porque lo único que se me ocurría era que las medidas no fueran muy ortodoxas que digamos. Os pongo lo que me encontré cuando empecé a medir:


La imagen muestra dos chiclés Amal 150 antiguos pinchados en las galgas de 1,00 mm y 1,05 mm. Con un par. Pero la cosa no quedó ahí, sino que con santa paciencia pasé todo mi stock de chiclés por el instrumento, con el siguiente resultado:


Es decir ... que los calibres de los chiclés de Amal son bastante aleatorios. No es sólo que su medida no sea métrica (ya sabéis que su numeración mide los cc de benzol puro que caerían por minuto en un agujero de ése diámetro con una carga de 50cc.) sino que parece ser que el que los calibraba en fábrica se pimplaba el benzol en el solysombra del desayuno. Impresionante la dispersión de tamaños que os muestro en la tabla de arriba, ¿verdad?

Así que la moto se ha quedado (de momento) con un 40 de baja, un 120 (sepa Dios qué mide en realidad) de alta y un emulsor nuevo y va bastante mejorcita que el último día. Corta cuando tiene que cortar y sube de vueltas bastante limpia.

La lástima es que cada cambio de chiclé es como sacar a flote el Titanic y hay que desmontar media moto para poderlo poner. De tal modo que no sé si deciros que seguiré con ella ... o que así se va a quedar. Al fin y al cabo, la pobre de la Mk IV es la que está para cuando vienen más amigos y falta una moto. Nunca ha sido una primera opción.

De momento, mañana corremos los dos primeros triales en que va a participar una moto con RM Lightning: Javier Cruz en el campeonato de Madrid con su Cota 247 y Tomeu Gomis en el mallorquín con Cota 330. Y el sábado que viene, lujo total: Miquel Cirera y Pim Terricabras van a probar equipos RM Lightning en una 247 y una 330. ¡Ahí sí que vamos a sacar conclusiones válidas!

miércoles, marzo 06, 2013

Encendido RM Lightning en mi Cota 349/4

El domingo pasado nos escapamos a la Estepa con ánimo de probar el electrónico en mi Cota 349/4, que era la plataforma de prueba ideal. No en vano es una moto con la que he corrido un par de años, que José María conoce a la perfección ... y que me vendió Ramón hace un montón de años. Es decir: la candidata ideal para continuar con las pruebas del encendido.

Dicho y hecho, nos plantamos en nuestro rincón de la Mancha dispuestos a pasar el día entre el taller y el campo. Y lo primero fue un ratito de taller, como no podía ser de otro modo. Más que nada porque para poder probarla, lo primero era montarle el encendido. Y aquí tenéis la prueba de que así lo hicimos:


En la imagen queda prueba gráfica de que los platinos abandonaron esta moto para nunca más volver. Cosa que nos llevó un rato, porque en un rapto de estupidez mayor de lo habitual decidí desmontar la placa protectora del cárter, que no debía haberse quitado jamás hasta ése momento. Menos mal que teníamos a mano spray lubricante/congelador para animar a los tornillos, o no hubiéramos sido capaces de hacerlo.

El caso es que un ratito después nos fuimos al campo. Y como yo estoy en una forma lamentable, opté por dejar la moto en manos de José María, que se quedó completamente anonadado del funcionamiento. La prueba la tenéis en el vídeo ... que está prácticamente entero grabado mientras él hacía pruebas ... ¡¡en segunda marcha!! Mi torpeza como cámara no deja ver el tamaño de la cuesta que sube, desde prácticamente "parado" y saliendo de un giro en segunda.



video

Con un poco de suerte, ahora empezaremos pruebas más en serio gracias a unos cuantos amigos que montan mucho mejor que nosotros dos, y de los que recabaremos opinión. Pero el inicio no puede ser más prometedor. Así que, para dejar constancia, después de lavarla un poco, le dejamos puesta su pegatina de RM Lightning, como mandan los cánones.


Vídeo del funcionamiento del encendido electrónico en una Montesa Impala


Hasta ahora sólo habíamos podido poneros algún vídeo del encendido en el laboratorio, en los que se podían ver alguna de las características del invento, pero que sólo permitían ver cómo la chispa saltaba con más o menos fuerza. Algo que resulta muy subejtivo de apreciar y sólo puede ser medido con material de laboratorio sofisticado.

En este caso, y gracias al ingenio de nuestro distribuidor en Murcia, Navarro, os podemos ofrecer algo mucho más "real": un encendido RM Lightning funcionando en una Impala.

Gracias a la escala graduada pintada en el volante, y al empleo de una lámpara estroboscópica se aprecia perfectamente cómo el momento del salto de chispa varía a medida que lo hace el régimen de funcionamiento del motor.

Creo que poco más clara puede ser la explicación del funcionamiento que ver el vídeo en acción. Que lo disfrutéis.

martes, marzo 05, 2013

RM Lightning patrocina la Expedición "Barcelona - Tokio" en Impala


Quizá las dos mejores razones para meterse en un proyecto como RM Lightning son aprender y divertirse. Y si a esa base, le sumas la amistad, los proyectos se hacen aún más agradables y aún más retadores.

Y eso es lo que ha pasado cuando Edu Cots y Carlos Humet se han dirigido a Ramón para proponernos participar de algún modo en su próxima aventura. Se ve que lo del París Dakar en Impala les supo a poco, y ahora se proponen atravesar medio mundo para conmemorar el 30 aniversario del lanzamiento de la Impala 2, llevando una moto de este modelo hasta el museo Honda, con motivo de Gran Premio del Japón de 2013.

En el mapa podéis ver el recorrido previsto, que sólo de mirarlo, impresiona.

Nuestra contribución será, sobre todo, técnica. Estamos desarrollando para ellos una versión especial de encendido, que no sólo reconvierte el encendido original a tecnología CDI con avance variable, sino que proporciona un aprovechamiento óptimo del volante de origen, mediante el cual podrán alimentar unas baterías de litio, e incluso aprovechar esa energía para recargar sus GPS, teléfonos móviles y ordenadores portátiles.

Ojalá Edu y Carlos consigan cerrar el resto de patrocinios necesarios para hacer su travesía. Para nosotros, como RM Lightning es un orgullo poder contribuir, y un privilegio disponer de un banco de pruebas tan exigente como éste.