lunes, mayo 23, 2016

Preparando la Impalada: culatas, escapes ... y faros de Impala 2

El sábado empezamos la Impalada con lo que podíamos hacer en aquel momento: poco más que acercarse a Calleja para comprar un par de litros de aceite. Que si las cuentas no me fallan, debe ser el consumo total de dos motos a un promedio de algo menos de 4 litros a los 100 durante 1.500 kilómetros. Porque, efectivamente, no llegamos al 2% de mezcla con este aceite, sino al 1,5% ... más un chorrito en el caso de José María. Y por lo que veo en las culatas cuando las levanto, es una proporción bastante correcta; incluso hay más carbonilla en las culatas y cabezas de los pistones de la esperable con un aceite 100% sintético. Es algo que tengo que investigar, porque no me convence mucho. ¿Alguien tiene una alternativa mejor?


Mientras iba a por el aceite probé la culata rebajada, sin mucho síntoma de mejoría, cosa que me extrañó. Pero el domingo, cuando la montamos en la moto de JM, quedó desvelado el misterio: por alguna razón, hay fugas entre cilindro y culata. Y es la segunda vez que me ocurre lo mismo con una culata de Turismo probada sobre un cilindro de Impala 2. Me falta una prueba por hacer, que es ponerla en el motor de la 4M para ver si va bien y descartar así un fallo en el tornero. Pero eso será dentro de unas cuantas semanas, porque la dejé en la Estepa. Debo decir, sin embargo, que la primera vez fue muy escandaloso: montamos en la Impala 2 de JM la culata de mi Turismo, y la moto perdía tanta compresión que no arrancaba, mientras que mi granadina no tenía fuga alguna, sino una compresión casi de Sport que la hace volar bajito. Misterios de la mecánica que me temo que no resolveremos hasta llevar al tornero la culata ahora rebajada junto con la original de la moto. En el peor de los casos, habrá que poner a la venta la rebajada porque no me servirá de nada.

El otro punto importante del día (aparte de la revisión a fondo de las motos para la Impalada, que era lo fundamental) era montar el escape Sport Rally que ha refabricado el Moto Club Impala con las medidas de los originales que hizo la fábrica Montesa para los pilotos de los años 60. Por lo que me cuentan algunos amigos, la cola final es de aspecto diferente a la "histórica", pero el rendimiento es muy bueno. No puedo confirmarlo, porque no pude hacer mucho recorrido ayer, pero el sonido es completamente distinto a cualquier escape de Impala que yo hubiera oído hasta la fecha. Algo más alto a ralentí; sólo se me ocurre describirlo como "más hondo y más seco" que la copia del Ixil original que montaba en mi Impala 2. Tanto me llamó la atención, de hecho, que tomé una imagen de los escapes que tenía para verlos comparados.



De abajo a arriba son: un tubo de la 4M original en muy mal estado que vino con mi Impala Turismo de Granada y al que debieron abrir en su momento para cambiar la fibra o limpiarlo; a continuación un "Endy" que copia el aspecto del Ixil original de la Impala 2 y tiene un sonido casi clavado al de la moto de JM, que lleva el Ixil de fábrica; el tercero es el Sport Rally que se ha estado vendiendo hasta ahora, y que es en realidad un tubo de Bultaco Metralla que he montado hasta ahora en la Turismo y que tiene un buen rendimiento, aunque da un sonido un poco "abultacado"; y arriba del todo el Sport Rally del MCI que pusimos ayer  en mi Impala 2 ... y que compré por duplicado porque no sé si se volverá a hacer algún día.

Abajo se pueden ver las tres motos con sus tres escapes. La Turismo, a la que dejé el Endy, va a necesitar ser carburada porque ahora va mucho más tapada de lo que iba con el de Metralla. O igual le pongo el segundo Sport Rally MCI. Ya veremos. El caso es que la pobre mía se ha quedado sin uso desde que la Impala 2 se vino a casa. Y no se lo merece porque es una moto que va francamente bien, y a la que he dedicado muchas horas.


Da mucho gusto ver el patio manchego lleno de motos rojas. Hasta a Trasto le gustó la composición y decidió apuntarse a salir en la foto.


Y el núcleo del día fue "trabajo sucio". Cambio de aceite en ambas motos, engrasado de cadenas, comprobaciones de cables, sustitución del gas de JM y montaje de su protector de puño ... hasta apretar algún tornillo de faro que no estaba en su mejor momento de vida. Y sobre esto, un apunte estúpido para los usuarios de Impala 2.

Resulta que el coco de faro de ésas motos es de plástico. Y que algunos usuarios se encuentran con que en algún momento, el aro cromado no agarra bien al mismo de manera inexplicable, con lo que se hacen chapuzas para evitar que caiga al suelo. Mi moto, por ejemplo, vino de Córdoba con un tornillo pequeño de cabeza alomada incrustado en la parte superior para ayudar a sujetar el aro, pero he visto gente que incluso pone una vuelta de cinta aislante negra para evitar que se les caiga la pieza. Y resulta que el aparente problema se soluciona de un modo muy estúpido y sin necesidad de agujerear ni recrecer con cinta aislante, ni nada de eso. Porque, al ser plástico, el cuerpo del faro se puede llegar a deformar con facilidad. Y dado que la deformación se produce porque las orejas de aluminio que lo sujetan se abren a derecha e izquierda, ya no tendremos un círculo, sino un óvalo cuya parte más ancha queda de izquierda a derecha ... lo que implica que el reborde superior donde debe engancharse el aro queda demasiado bajo, y éste vibra o se sale. ¿Solución? Algo tan tonto como agarrar una maza de goma y dar unos golpecitos suaves a las orejas donde se monta al faro; con ello deformaremos el cuerpo de plástico en sentido contrario ... y el reborde superior agarrará el aro de manera firme y sin que se salga.

Hay que ver la de cosas raras que nos contamos unos a otros, ¿verdad?

5 comentarios:

  1. El lanzatorpedos del MCI suena espectacular cuando el motor está al ralentí. Es un petardeo muy de 348, la Cota que mejor suena, con diferencia.

    Sobre el aceite a llenar, considerando un consumo de 4,5 l/100 km (un poco más de los que dices por ser prudentes), significaría gastar 135 litros de gasolina (120 si gastan 4 l/100 km) en los 1.500 km. de viaje y consumir 2 litros de aceite. Teniendo en cuenta el famoso chorrito extra, la mezcla se acercaría al 1,8%, lo que implica un consumo de casi 2,5 litros de aceite. Y si nos da por ser más prudentes aún y mezclar al 2%, el aceite consumido sería de 2,7 litros. Es decir, que con llevar tres litros vamos más que servidos.

    Por otra parte, habría que saber qué consumo tiene la Impala con carenado :-)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me había hecho la misma cuenta ... mejor tres litros de aceite por asegurar. Hay que comprar otro bote. :-)

      Lo del carenado lo sabremos la semana que viene. Y no te creas que no tengo curiosidad.

      Eliminar
  2. No hace falta comprar otro bote. :-))

    ResponderEliminar
  3. Hola chicos ! Cuanto tiempo sin pasarme por aquí !...tengo lectura para rato :-)
    Me alegra saber que vendréis a la impalada. Por supuesto tenemos que cenar un día tranquilamente. yo mañana me voy a buscar dos escapes rally...uno para Ed y otro para mi...Xavi me comenta que van muy bien !.
    Sobre londel consumo con carenado, sin haberlo mirado nunca, apuesto a que consume menos !...Ya nos informarás.
    Un abrazo y hasta pronto !
    Jaume

    ResponderEliminar

Como diría Juan Ramón Jiménez, mi troll es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos.

Probablemente no tiene huesos y por eso insulta bajo seudónimo. Pero además de cobarde es tan coñazo que he decidido que sólo me moleste a mi. De tal modo que a partir de ahora me quedo con la exclusiva de leer sus bobadas. Disculpadme el resto que os haga pasar por la "moderación" de vuestros comentarios.