sábado, marzo 07, 2009

¿Por qué no tendrá un "pause" la vida?

La Mancha. Marzo. Día fresco pero con un sol precioso.

Y una moto más bonita que el día y el sitio, que arrancó a la primera patada y estaba por la labor de agradar.

Como lo estaba mi hija, que vino conmigo e hizo aún mejor uno de esos días en que le hubieras dado al pause y te hubieras quedado allí.

Lástima que no se pueda.

8 comentarios:

  1. Anónimo11:10 p. m.

    Pues casi que gracias a Dios no se puede porque la tentación sería demasiado fuerte y nos habríamos quedado en los cinco años, en cuanto hubiéramos tenido uso de razón.

    En todo caso, un día envidiable.

    Saluda a mi enemiga. Parece que le va más el asfalto que las zonas.

    Hay que juntar a las dos inglesas esta primavera. Imagino que tendrán mucho de qué hablar (del Ace Cafe, los Mods, los Rockers, etc).

    VTT

    ResponderEliminar
  2. Tu enemiga quería haber salido al campo un poco. Pero para mi sorpresa no puso inconveniente en ayudarme a poner orden en el taller.

    Además, estaba loca por subirse en la Norton, porque no recordaba la sensación. La otra vez que la paseé tenía seis años. :-)

    ResponderEliminar
  3. Las mujeres son imprevisibles, como las inglesas de cuatro tiempos.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena, King, por el pedazo momento y por haberlo apreciado así.
    Lo de dar al pause sería peligroso. A ver cómo lo quitamos luego si no nos podemos mover!!!
    La verdad es que contar el momento aquí, sacar esas fotos, publicarlo en un blog y recrearlo en la caberza es el "pause" perfecto.
    Un abrazo y a ver cuándo me dejas dar una vuelta en esa Norton-.
    ¿O las inglesas no se dejan?, jajajaja

    ResponderEliminar
  5. Para alguien que está tan ido como para subirse en una Sammy Miller a correr, seguro que la Norton no presenta particulares problemas. Es más, alguna cosa te será familiar: no frena un pimiento, por ejemplo.

    :-)

    ResponderEliminar
  6. ¬¬ Oye no es que sea tu enemiga, pero lo de que te olvidaras de mi no te lo perdono.. :P

    ResponderEliminar
  7. Mira si estoy mayor y que olvido todo que ni siquiera recuerdo cuándo me olvidé de tí.

    Además, creí que no te gustaría la camiseta ;-]

    ResponderEliminar

Como diría Juan Ramón Jiménez, mi troll es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos.

Probablemente no tiene huesos y por eso insulta bajo seudónimo. Pero además de cobarde es tan coñazo que he decidido que sólo me moleste a mi. De tal modo que a partir de ahora me quedo con la exclusiva de leer sus bobadas. Disculpadme el resto que os haga pasar por la "moderación" de vuestros comentarios.