lunes, septiembre 03, 2007

Empezando a montar la 247 "tambores grandes"

Más de dos meses sin aparecer por aquí, creo. Y aunque Agosto ha sido casi nulo en cuanto a actividad motera, algo hemos avanzado en todos los frentes que venía contando últimamente. La 330 está acabada y en perfecto funcionamiento. Aunque he descubierto que la postura de conducción tipo "culo en pompa" a que te obliga, no me gusta nada. Así que, pese al maravilloso motor que tiene, me da que seguiré entrenando con la 349 ... y que por primera vez me plantearé retrasar y bajar unas estriberas. Espero que no me oiga Corsino.

Por otro lado, y eso es mucho más importante, la 247 empieza a parecer otra cosa poco a poco. Y adjunto foto demostrativa.


Parece un chasis desnudo, pero no lo es. :-)

Es un chasis enderezado, decapado y pintado gracias a los buenos oficios de Juan Carlos (Utilmoto) que se volcó en ayudar. Adicionalmente tuvimos que buscar unas tijas nuevas porque esta primera serie de 247 usaba unas de hierro que a veces se abrían, y preferí ponerlas nuevas a reparar las antiguas, dado que la moto se va a usar en carreras. John Haberbosch hizo el milagro de nuevo y estreno tijas NOS 40 años después.

Otro problema fueron los cromados y cincados. Media tonelada de hierro a procesar, porque se juntaron dos King Scorpions a la Cota. De locos, pero ya casi está todo, como demuestra la pareja de amortiguadores que hay ya anclados al chasis. Por cierto ... tocó descubrir que los Telesco "con capucha" de las King Scorpion y las 247 no son iguales en casi nada, aunque se parecen muchísimo de aspecto. En términos Montesa, los amortiguadores de King son unos 18M provenientes de Cappra 125 MX, mientras que los de la Cota son unos 21M específicamente suyos.

Precisamente detrás del amortiguador, y apoyado en la Cappra VF que se ve al fondo, aparece otra de las piezas que están terminadas: las ruedas. Opté finalmente por sustituir las llantas por otras iguales a estrenar que tenía guardadas, y lo mismo hice con los tambores de freno. A veces se agradece ir comprando cosillas sueltas cuando hay una oportunidad. Neumáticos Dunlop con la esperanza de que Toño tenga razón en que van mejor con las Akront estrechas que los X11. Y la corona, que fue un quebradero de cabeza, se solventó gracias a un detallazo que se marcó Pim Terricabras.

Con un poco de suerte, este próximo fin de semana montaré suspensiones y frenos. Seguiremos informando y esperando llegar a la Montesa-da.

12 comentarios:

  1. Veo que ya has vuelto. Una buena noticia. Ya estoy viendo a la madre de todas las cotas en ese chasis blanco.

    ¿La Cappra es la 414?

    Hablamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La Cappra es una humildísima 250 que se ahoga salvajemente en cuanto se calienta. Aun no he tenido tiempo de desmontar el carburador, aunque parezca mentira. Si no me equivoco es la boya, pero tendrá que esperar.

    De todos modos, entre que se ahoga y no se ahoga, produce verdadera angustia "retorcerle la orejilla", así que no quiero pensar lo que hubieran sufrido mis calzoncillos con una 414.

    Y hay que ponerse de acuerdo para la Montesa-da, maestro. :-)

    ResponderEliminar
  3. Gusto da leerle de nuevo, caballero.

    ResponderEliminar
  4. Gusto ver tanta buena gente por aquí!!

    ResponderEliminar
  5. ¿Sigue siendo en el puente del Pilar?.

    ¿Plan familiar?

    ¿Hotel Aloha?

    ResponderEliminar
  6. Que bonita es la jodia hasta en paños menores. Cuando la estrenes voy a sufrir como un cochino con cada golpe que le des jeje


    Para las estriberas apunta tambien la 172, que ya da miedo montar depende donde.

    ResponderEliminar
  7. ¿Vas a retrasar y bajar las de la 172? Lo tuyo tiene poco remedio, y malo. A no ser que la vayas a usar como moto de carreras.

    Lo de la 330 es que tienes que probarla. Haría furor en San Francisco para bares de ambiente. Culo en pompa total. Con lo cómoda que es mi 349, me parece que seguiré usándola en carrera. Al menos hasta que la 247 esté fina.

    ResponderEliminar
  8. ¿Y para que se puede usar si no es para las carreras?????


    Tienes unas cosas.....

    ResponderEliminar
  9. Antes se ligaba con ellas, dicen.

    Pero he visto un álbum que me han pasado, donde se te ve con la 172 entrenando, y me da que con esa combinación de guardabarros, poco te vas a comer en ese terreno. :-)

    ResponderEliminar
  10. Eso es una leyenda urbana. A ver quien se cree que una chica con 16 fuese mas facil de convencer con una cota y esa misma hoy en dia le monte la bronca a su marido por llenarle la casa de "trastos viejos".


    Lo del maqueo de la 172 es circunstancial. Le cambié la horquilla por una de 242 que venia completa con rueda , puente y aleta de gasgas. No te preocupes que acaba con los guardabarros "como Dios manda"

    ResponderEliminar
  11. Por una vez estoy de acuerdo con Corsino. Yo nunca ligué con la 172. Con la enduro estue a punto pero se malogró la operación en el último momento por culpa de un capullo con coche. No somos nadie.

    Lamento que una de las pocas 172 que quedan acaben como Frankestein. En fin...

    ResponderEliminar
  12. La ventaja del coche es que valía también como escenario para el crimen. Ahí una Enduro no daba la talla, claramente.

    En cuanto a la 172 ... había reparado en las tijas, pero no tanto en la fealdad del guardabarros delantero. Gasgas tenía que ser. :-)

    ResponderEliminar

Como diría Juan Ramón Jiménez, mi troll es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos.

Probablemente no tiene huesos y por eso insulta bajo seudónimo. Pero además de cobarde es tan coñazo que he decidido que sólo me moleste a mi. De tal modo que a partir de ahora me quedo con la exclusiva de leer sus bobadas. Disculpadme el resto que os haga pasar por la "moderación" de vuestros comentarios.