martes, agosto 02, 2016

Poniendo carenado a la Impala 2

Una de las cosas a las que más vueltas he dado con la Impala 2 es a la de si le ponía o no carenado. Listas mentales de pros y contras me he hecho unas pocas; y podría colocaros un disco pesadísimo contando cómo no me gustaba inicialmente el diseño, por qué me parecía muy chocante, o por qué veía un disparate para una moto tan pequeña un plástico tan grande. Pero no lo voy a hacer. Sería un exceso para unos días con tanto calor como éstos. Así que me limitaré a contaros que, de tanto pensar, al final, no sólo me empezó a gustar el diseño, sino que además empecé a decirme a mi mismo aquello de "... si Pep Itchart, Jaume Dominguez, Josep Coronilla, o el mismo Pepe Maciá van con uno ... está claro que alguna ventaja clara debe tener el bendito carenado".

Pero como uno es de natural plasta, no te limitas a pensar, sino que lo hablas una y cien veces con cada uno de ellos. Y concluyes que lo de la guantera es un detalle cómodo aunque no tenga tapa. Y te acuerdas de la manta de agua que te cayó en lo alto en la Impalada de 2.015. Y te enteras de que están haciendo un carenado nuevo con el mismo diseño pero material moderno. Y al final, dices aquello que siempre precede a las mejores (y a las peores) decisiones: "A tomar por culo". Y añades: "Me lo compro".

Pero no es tan sencillo. Porque aunque haya alguna oferta buena de carenados antiguos, ya has aprendido que los de época suelen tener problemas por culpa de unas fibras que tienen muchos años, pesan mucho y se secan, agrietándose con relativa facilidad aunque repares y pintes. También te han contado que los nuevos son mucho más ligeros, y que tienen un grado de flexibilidad enorme, además de ir reforzados en los puntos más críticos con fibra de carbono.

Y todo ello mezclado en tu cabeza te lleva a empezar a tirar de los hilos para hacerte con uno de los refabricados. Pero es un follón, porque las fibras están pero faltan los herrajes, que son complejos de reproducir, porque los originales no fueron simétricos y se decidió hacerlos compatibles con los anteriores por si alguien los necesitaba para revivir unas fibras que carecieran de soportes. Así que, de nuevo, os haré el cuento corto porque han sido dos años hasta tenerlo en casa "casi" completo. Pero el caso es que gracias a "Transportes Pepe's" recibí un carenado moderno el sábado 30 por la mañana, con lo que tenía que darme prisa si quería llevarme la moto a Chiclana con todo listo. 

Transportes Pepe's hace entrega del carenado.
Así pues, el mismo sábado 30, por la tarde me fui a la Estepa con ánimo de dejar el tema solventado la mañana del domingo. Porque ésa tarde sólo me daba tiempo a pintar de negro los herrajes superior e inferior que soportan el invento y dejar el taller más o menos organizado pensando en el trabajo del día siguiente.

Por la mañana, habiendo cruzado un par de mensajes clarificadores el día anterior con el bueno de Pep, me encerré en el taller y me puse con ello. Por si a alguien le vale, la secuencia, en mi caso, fue la siguiente:

1.- Liberar los cables de embrague y cuentakilómetros de los pasadores del chasis que los mantienen en posición:



... ahí me di cuenta de que mi moto ha debido llevar alguna cosa puesta previamente, porque el chasis está rozado donde luego irá el abarcón que sujeta la araña.

2.- Quitar el faro (tomando nota de la posición de los cables) para tener acceso al cuentakilómetros, cuyo cable hay que desconectar para poder guiarlo luego sorteando la araña.


3.- Poner -sin fijarlo del todo- el herraje superior (la araña) en posición, y quedarme mosqueado pensando que aquello no era simétrico (cosa que luego que me confirmó Pep por las razones de compatibilidad que os apunté arriba).


4.- Pre-atornillar en su lugar el soporte inferior del carenado:


5.- Teniendo los dos soportes en su lugar podemos poner la parte inferior sin necesidad de apretarlo todo perfectamente:


En la foto se aprecia que el invento es "traslúcido" y se ve el refuerzo de fibra de carbono tras el tornillo de soporte de babor. (¿En qué tendré yo la cabeza siendo 2 de Agosto?).

6.- A continuación, se puede poner la parte superior del invento, y esto ya va pareciendo otra cosa:


Aunque no tomé una foto del momento específico, tras poner la parte superior, fijé la guantera, como se podrá ver en la imagen del apartado 7 (tornillo allen con arandela doble que va a media altura en la parte superior).

7.- Continuamos poniendo la pantalla. Esto hay que hacerlo con mucho tiento, dada su fragilidad. En mi caso, corté dos tiras de cámara para poder hacer un sandwich que, de dentro a fuera lleva: borde de la fibra+tira de goma+pantalla+tira de goma+herraje de fijación trasero. Lo que intento es que aquello vaya bien amortiguado.


Mirando la foto de arriba se puede ver que  -aunque estoy aún presentando antes de la fijación definitiva- siempre empleo arandelas dobles para repartir la tensión entre la mayor superficie posible. Lo ideal estéticamente sería haber puesto en todos lados tornillos planos de cabeza grande y una sola ranura, como los de los kits de Cota. Pero no tenía suficiente stock.

8.- Luego me tocó hacer una escuadra para unir la guantera con el arco trasero del visor. En acero inoxidable, que me hizo derretir un par de brocas hasta que logré perforarlo.


9.- Otro punto fue prolongar la instalación eléctrica para que alcanzara la parábola del faro (Y aún me queda fijarla con cinta americana para que no se enreden los cables con el contenido de la guantera).

10.- Finalmente buscar simetría antes de apretarlo todo y poner gomas antivibración en los tornillos que soportan más esfuerzo.



Poco más que añadir. Me falta buscar una goma para rebordear la guantera y, sobre todo, probarlo. Tengo en mente ya una variación, que es construir una guantera con tapa y cierre a llave, que no debe ser muy complicado. Pero primero habrá que probarlo a fondo y rematar esta primera instalación.

Seguiremos informando.
GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

4 comentarios:

  1. Podría decir lo mismo que en relación al escape Rally, pero ampliado. Por mucho que una pieza esté prefabricada y adaptada para un modelo en particular, el trabajo de ajustar bien es fundamental, y complicado. Conocer los imprevistos nos vendrá de perillas. Gracias Julián.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ganas de verte con tu 2 carenada, compañero. Y de leer sobre su puesta a punto. No nos dejes a medias!!

      Eliminar
  2. No parece sencillo. Al principio pensaba que era como un mueble de Ikea pero no, es mucho más complicado.

    No queda nada mal. Comparto esa transición de "me parece horroroso" a "tiene su gracia" para terminar en "qué elegante queda". Es curioso.

    Para variar, buen trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual termina por no ser el único que ponga en mi vida ... 😂

      Eliminar

Como diría Juan Ramón Jiménez, mi troll es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos.

Probablemente no tiene huesos y por eso insulta bajo seudónimo. Pero además de cobarde es tan coñazo que he decidido que sólo me moleste a mi. De tal modo que a partir de ahora me quedo con la exclusiva de leer sus bobadas. Disculpadme el resto que os haga pasar por la "moderación" de vuestros comentarios.