domingo, diciembre 20, 2009

Master en chapuzas: la Impala arrancó.

Domingo bajo cero en La Mancha. En el recorrido desde Madrid temperaturas entre 4 y 7 grados bajo cero. Supongo que nada impresionante para alguien de más al Norte, pero para este cordobés que junta letras en estas páginas, es una de las ocasiones en que más bajo ha visto marcar un termómetro. Tanto frío que no me he quitado los guantes ni para hacer una foto que acompañara esta crónica. Espero que me lo disculpéis.

Aunque como me dijo luego Corsino (que pasó por el taller a recoger su piñón de 9 dientes para la 247), el día era una auténtica preciosidad. Limpio, claro, con un sol y una luz preciosos, y sin nada de viento. Tanto que se estaba mejor en el patio al solecito que dentro del taller.

El caso es que el mismo fin de semana en que me apañé para perder aquella bendita caja, había dejado la Impala sin arrancar, y con la sensación (que me extrañó) de que a veces el flotador se quedaba pillado y desbordando el carburador. De hecho, según he repasado el episodio mentalmente, mis sensaciones eran de un encendido demasiado adelantado y de un carburador con algún problema de montaje.

Así las cosas, hoy empecé por desmontar la cuba para llevarme una de las sorpresas más grandes de mi vida: ¡¡el carburador de la moto tenía el flotador montado sin eje!! Y, como me pasa siempre, lo peor del caso es que no podía echarle la culpa más que a un solo imbécil. Exacto: al mismo que me tiró la caja con el depósito, las botas y el resto del material.

No tenía otro eje, evidentemente. O al menos, no tenía más que ejes montados en otros carburadores, y no tenía malditas las ganas de desnudar un santo para vestir a otro. Así que me puse a pensar qué hacer, y mirando la caja de piezas Amal usadas reparé en las agujas viejas que guardo cuando cambio el conjunto emulsor/aguja. La razón inicial de fijarme en ellas fue que el material parecía el mismo que el del eje original ... pero cuando la probé sobre uno de los asientos de la cuba, resultó que tiene el diámetro del eje perdido, y que sólo con cortarla a la medida precisa, tenía el primer problema resuelto. Primera chapuza, de notable.

A continuación, cuarto y mitad de patadas, amagos de arrancar dispersos y un par de carreras que tampoco resultaron, con lo que la moto volvió al elevador a comprobar el encendido con el sistema de la bombilla y el cambio de intensidad en la luz. El resultado confirmó mis previsiones: los platinos estaban demasiado cerrados, y el encendido demasiado adelantado.

Pero al desmontar aprovecha la chaveta para entregarle a Dios la poca vida que le quedaba. Y aunque sé que no es estrictamente necesaria, no me gusta montar encendidos sin ella ... y tampoco tenía de repuesto, excepto en otros motores que no quería desmontar. Así que después de mucho cavilar, encontré que las arandelas del 12 (o del 10, que no estoy seguro) tiene un espesor bastante similar a la difunta chaveta, con lo que unos minutos de Dremel y muela de afilar obtienen una chaveta que el encendido acepta como buena, y que me permite acabar con la puesta a punto. Segunda chapuza y sobresaliente. :-)

Corregida la puesta a punto, la moto arrancó perfectamente a la primera patada, ocasión que aproveché para sacarla a la calle y probar el cambio de marchas. La verdad es que el coche que estuve a punto de tragarme debió quedarse un poco pasmado de ver un cacharro sin depósito andando por la calle ... porque la saqué con el depósito auxiliar de taller. Accesorio que, dicho sea de paso, recomiendo por su utilidad a todos los que andáis en la chatarra.

El paso siguiente fue comprobar luces. De entrada, funcionaron bien el faro y la bocina, y falló el botón de paro. Primera masa defectuosa corregida y paro en funcionamiento. El siguiente punto por revisar serán las luces traseras, porque tampoco hacen buena masa.

Pero se va acercando el momento de traerse la moto a Madrid.

¿Alguien sabe de un pintor rápido para que me dejen el depósito listo en unos días?

:-)

6 comentarios:

  1. Me gusta esto de "Master en chapuzas". Más o menos todos estamos graduados en esta especialidad. En cuanto a la chaveta auque no sea imprescindible tiene una función básica de colocar la leva del rotor en su posición correcta para el punto de apertura de los platinos que coincide con una posición precisa de encaramiento de las masas polares respecto a los núcleos de los inducidos, punto este de máxima energía. Por otra parte, aunque el cono clave bien, la chaveta está en cualquier caso sometida a esfuerzos de cizallagura, por ello el material y posible tratamiento térmico de la misma tiene su importancia, por eso un trozo de arandela no se si es lo más adecuado, pero en cualquier caso un Master en chapuzas no se lo dan a cualquiera.
    Un abrazo
    Nacho

    ResponderEliminar
  2. Sepa Dios si aguantará, Nacho. Intentaré comprar otra chaveta en Iniesta, pero un Domingo, en cero grados, en mitad de la Estepa, no hay más alternativas que sobrevivir con lo puesto.

    :-)

    ResponderEliminar
  3. ¿Cual es la fecha, apañero?

    ResponderEliminar
  4. Hola King,
    En mi "reentre" al motociclismo clásico virtual he aprovechado para visitar tu blog -haría ya 2 meses-, y leyendo éste post y tu pregunta al final, me he acordado de un pintor que me ha hecho un par de trabajillos muy buenos y en tiempo "record"...eso si, está en la provicia de Barcelona.
    Te lo paso sin saber si ya has solucionado el problema, pero convencido de que aunque así sea es una muy buena recomendación para futuros proyectos:

    COLORMOTOS
    Sta. Eulalia de Ronçana
    Agustín
    938418304

    Y ahora, sigo leyendo...

    Saludos,

    ResponderEliminar
  5. Hola Jaume.

    Al final el bueno de Óscar me lo pintó, y lo dejó estupendo.

    Todo un detallazo por su parte. Y algo más de historia que lleva mi moto encima. Que también cuenta, ¿verdad?

    ResponderEliminar

Como diría Juan Ramón Jiménez, mi troll es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos.

Probablemente no tiene huesos y por eso insulta bajo seudónimo. Pero además de cobarde es tan coñazo que he decidido que sólo me moleste a mi. De tal modo que a partir de ahora me quedo con la exclusiva de leer sus bobadas. Disculpadme el resto que os haga pasar por la "moderación" de vuestros comentarios.