lunes, diciembre 03, 2007

Papá, lo que yo quiero es un José María.


El Domingo 2 de Diciembre cerrábamos la temporada 2.007 del Trofeo Madrileño de Clásicas con la carrera de Becerril de la Sierra. Pero la foto con la que abro no corresponde a esa carrera, sino a la anterior de Collado Mediano. Y abro con esta foto y este título porque no se me ocurre mejor resumen de lo que ha dado de sí el año trialero.

La foto recoge una de las zonas más complicadas de Collado, y se me ve en pleno descenso mientras José María observa desde lo alto de la cantera, donde me espera para irnos juntos a la zona siguiente.

Misma carrera y misma compañía que la foto de abajo, donde estamos esperando a entrar en zona (y juraría que se trata de la entrada a la misma zona de la foto de arriba) por detrás de Manolo y su Bultaco.

Y eso ha sido una buena parte del año trialero: aprender en buena compañía. Unas veces con los Trialmadrid en pleno, y otras sólo con quien ha terminado el año siendo una parte insustituible de esta afición, que es José María. Tanto, que cuando el otro día hablaba con mi hijo de la posibilidad de que el año que viene se apuntara al plan de algún modo, me miró muy serio, y me dijo: "mira, papá, lo que yo necesito para aprender de verdad es un José María". Se ve que el Domingo que pasamos los tres juntos montando en La Mancha se quedó con la copla: cualquier cosa que uno haga mejora mucho si es en buena compañía.

Y en ése sentido, el año ha sido para no olvidar. Si me hubieran dicho que iba a ser alumno de Mick Andrews junto con un grupo de amigos o que iba a tener el privilegio de visitar el archivo particular de la familia Permanyer como amigo de uno de ellos, nunca lo hubiera creído. Como tampoco hubiera pensado nunca que a partir de un blog apareciera un Corsino en mi vida dispuesto a removerla un poco, ni tantas otras cosas estupendas como me ha tocado vivir.

No sé qué nos traerá 2.008 , pero si los años se valoran por la gente que entra en tu vida, la cosecha de 2.007 no podía haber sido mejor.

7 comentarios:

  1. corsinini10:07 a. m.

    Pues felicidades por el año que has disfrutado.

    Si tu camino se parece en algo al mio debes saber que lo que te queda es aun mejor.

    ResponderEliminar
  2. Eso espero, mon cher. Y que lo veamos juntos. :-)

    ResponderEliminar
  3. Pues lo que le deseo a Julián Jr. es que se encuentre un King Scorpion en el camino.

    Y como dice la canción de otro Jr., el gran Grover Washington Jr., "The best is yet to come.

    Un año fantástico, sin duda.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, tienes un hijo con coraje de sobra para enfrentarse a lo que quiera.

    PD.: gracias por el comentario, pero te aseguro que yo he salido ganando más.

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por el homenaje a José María ( y que comparto plenamente) pero sobre todo a la amistad y al compañerismo y que en el trial cobra una especial relevancia. Desde fuera parecerá que es un deporte individual pero ir arropado por tus amigos, entrenar acompañado, entrar en zona despues de haberlas análizado en petit comitee...esto no tiene precio. Ya lo dije y lo repito, hasta la saciedad, si tuviera que ir a las carreras solo ni me lo plantearía.

    Sobre Julian JR. me alegro que se lo plantee y me brindo para instruirlo en lo poco que sé.

    ResponderEliminar
  6. El homenaje es al mejor de los compañeros, Pedro. Pero también al mejor de los grupos trialeros, en que estás incluido. Ha sido un lujo poder estar con vosotros en todo este camino.

    Y te tomo la palabra. Que mi hijo eche a rodar de tu mano sería un sueño.

    ResponderEliminar
  7. Qué envidia malsana me está entrando...
    Felicidades por todo.
    Creo que, bien mirado, yo también he hecho buena cosecha este año...

    ResponderEliminar

Como diría Juan Ramón Jiménez, mi troll es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos.

Probablemente no tiene huesos y por eso insulta bajo seudónimo. Pero además de cobarde es tan coñazo que he decidido que sólo me moleste a mi. De tal modo que a partir de ahora me quedo con la exclusiva de leer sus bobadas. Disculpadme el resto que os haga pasar por la "moderación" de vuestros comentarios.