viernes, enero 12, 2007

Por fin una compra barata (mi 247 "de tambores grandes")

Dice el chiste que la única diferencia entre un niño y un hombre es el precio de los juguetes. Porque a la vista de la foto, está claro que un hombre, al igual que un niño, llega a un punto en que cualquier cosa puede ser considerada juguete ...

Y el caso es que el montón de óxido que se ve en la foto de arriba es una de las compras que más ilusión me han hecho en mi vida. No sólo porque el precio ha sido muy bueno (500 dólares transporte aparte, que son unos 380 euros al cambio), sino porque se trata de una de las motos que han sido un mito en mi vida. La primera 247, premio Delta de Plata al diseño industrial, y una de las motos que han marcado tendencia en la historia.

Si todavía te estás recuperando del susto por el lamentabilísimoo aspecto que tiene, mírala dos veces, y verás como está todo lo necesario: el escape original que no hay quien encuentre, los amortiguadores originales con su capuchón cromado (cromado en origen, claro), el pedal de arranque recto, el filtro de aire tipo tartera, su cilindro con la toma de admisión larguísima, y la horquilla con esas tijas que no son de aluminio.

Faltan, eso sí, el guardacadenas de fibra (que se refabrica sin problema) y un juego de guardabarros de aluminio que tampoco son complicados de encontrar, dado que la moto es una "Mil y pico" y los complicados son los que llevaron hasta la 21M0500. Y para decir la verdad completa, los dichosos neumáticos Firestone de los que tanto hemos hablado ... pero que no le pondré aunque los localice, porque querría usarla el día que esté acabada.

En fin, que voy a pasar una primavera fantástica poniendo en orden esa preciosidad. Y con la suerte de que muchas de las cosas que he ido acumulando con las King, me valen para esta moto. Os iré contando más cuando llegue a España y empiece con ella. Porque el pequeño detalle es que en este momento, la moto está en casa de mi amigo Jeff Nolen, en Houston.

Y por cerrar "en positivo", os dejo una foto de cómo debería quedar la moto el día que terminemos. Es la unidad que mi amigo Xavi León llevó a la Montesa-da del año pasado. Como muchas de las motos de Xavi, se trata de una unidad muy especial, porque además de tener una numeración muy baja, perteneció a uno de los miembros de la familia Permanyer.


¿A que es preciosa?

8 comentarios:

  1. Anónimo12:28 p. m.

    Felicidades, Maestro.

    Una nueva joya en el garaje, además, de las que verdaderamente dan categoria a una colección (porque, reconócelo, lo tuyo comienza a ser una colección).

    Espero compartir algunos ratos a costa de esa maravilla aunque me digas aquello de....."se mira pero no se toca".

    Felicidades.

    A.Corsino

    ResponderEliminar
  2. El día que lo vea como una colección, las regalo todas, Andrés. Las cosas están para disfrutarlas, y no para que te posean ellas.

    Nunca será "mirar y no tocar", y menos para ti. El sábado la mojaremos por primera vez, aunque sea "en ausencia".

    ResponderEliminar
  3. Microtaller5:28 p. m.

    Hace ya años, le compraron a un tío mío una cota como esa, porque decidió que le apetecía venirse al monte con mi primo y conmigo. El problema era que cuando veía una cuesta que le parecía difícil, dejaba la moto aparcada y se subía andando, y entonces su hijo o yo teníamos que bajar y subirle la moto. Las excursiones eran eternas, pero eso sí: se hacía muchísimo deporte. Enhorabuena por la moto y gracias por evocar un recuerdo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti siempre, Microtaller. Poca gente transmite tanta paz como tu al hablar de motos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Julián. soy antigua alumno tuyo del IE. Recuerdo que no me pareció apropiado comentarte que yo era también un aficionado a las clásicas y montesista acérrimo (no talibán). El caso es que la tambores grandes es una de esas motos con "alma", como la Ossa MAR primera serie o la Sammy Miller (sí una Sherpa, ya lo sé pero es que tiene que haber de todo).

    Y el precio que ha alcanzado esta moto es espeluznante: 9.000 euros piden por ella (es estado óptmo, claro está).

    Y cómo va, tenías que haberla visto ganar en Robregordo aunque claro, la pilotaba Pim Terricabras que algo de esto sabe.

    Enhorabuena por la adquisición. Si te pitan los oídos que sepas que será por mí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el comentario, José. Lástima que no te "revelaras" en clase como Montesista. Pero nunca es tarde.

    Si Dios quiere este domingo estaré corriendo mi priemr trial de clásicas. De momento con una 349 o una 200 (aun no estoy seguro) pero creo que terminará corriendo con la "tambores grandes".

    Por cierto ... Pim me ha ofrecido ayuda para ponerla en orden. Si tienes un poco de paciencia para mirar el índice del blog, la 247 de tambores grandes que aparece en las fotos de la Montesa-da es la suya ... y conducida por su padre. Puse las fotos sin tener idea de que eso fuera así. Pura casualidad.

    Un abrazo

    Julián

    ResponderEliminar
  7. Anónimo6:19 p. m.

    Hola Julian:

    Tiempo atrás intercambiamos e-mails a raiz de una King con la que participe en la prueba de Motocross hace 2 o 3 años en la Montesada ( Tona). Una vez mas las casualidades nos han hecho converger en un mismo tema. 247 Tambores Grandes. Por fin una compra barata !! efectivamente, yo pensé lo mismo cuando hace 3 años encontré una 247 TG "travestida" de 247 Trail. Afortunadamente sus "grandes tambores" se vislumbraban por debajo del traje de faralaes (lease el depósito). Al remolque directo por 450 € !!. El codo y el escape era de una serie posterior, pero el bueno de Joan Figols me proporcionó un silencioso hecho artesanalmente por el. El codo lo encontré dentro de la clásica caja de recambios que vamos atesorando con el tiempo. Actualmente esta completa a excepción del cubrecadenas ( todavía no sé exactamente cual debo montar)). He dicho COMPLETA, que no restaurada, pero calculo ponerla en la lanzadera ( de restauración ) después de una 123 que le he prometido a mi hija que tendrá lista para el próximo verano. Que la fuerza nos acompañe !! ( para seguir restaurando, me refiero .....).

    Fuerte saludo. Eugeni Tiana (BCN)

    ResponderEliminar
  8. Hola de nuevo, Eugeni.

    Algún día tendremos que vernos en persona ... por ejemplo en la próxima Montesada.

    Mientras tanto, tu guardacadenas es de fibra y se refabrica sin problemas en el mismo material original.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Como diría Juan Ramón Jiménez, mi troll es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos.

Probablemente no tiene huesos y por eso insulta bajo seudónimo. Pero además de cobarde es tan coñazo que he decidido que sólo me moleste a mi. De tal modo que a partir de ahora me quedo con la exclusiva de leer sus bobadas. Disculpadme el resto que os haga pasar por la "moderación" de vuestros comentarios.